Mi cuerpo es mi mejor aliado

Nuestro cuerpo es perfecto, aún si falla en ciertas cosas o tal vez no siempre se comporta como quisiéramos, él es perfecto y sorprendente, pero muchas veces no le prestamos atención y no nos percatemos de lo mucho que nos puede ayudar en nuestro diario vivir.


Un ejemplo sencillo de esto que aplica para cualquier persona con o sin diabetes es cómo si nos deshidratamos muchas veces empezaremos a tener un leve dolor de cabeza, nuestro cuerpo está tratando de hacernos saber que algo no anda bien y debemos corregirlo.


Nuestro cuerpo siempre está atento a nuestras necesidades y en todo tiempo busca cuidar de nosotros, el problema ocurre cuando nosotros lo obviamos y no prestamos atención a sus llamadas de atención.


En días pasados les comentaba cómo en una de las charlas de MasterLab, nos hablaban del auto cuidado o "Self-Care," dentro de lo que muchos daban como opciones, era tomar tiempo libre del trabajo, hacerse masajes, correr, ver una película etc, lo cual sin duda funciona muy bien. Más cuando me puse a analizar la pregunta, me percaté de que una de las mejores maneras de cuidarnos es la de conocer nuestro cuerpo y entender lo que nos comunica.


Otra de las maneras de ver como nuestro cuerpo nos deja ver cuando algo sucede, es cómo una mamá con solo ver la manera en que su hij@ habla, se mueve, llora etc sabe si este tiene hambre, sed, sueño, chicha etc, es tan evidente que otros pueden notar que algo está sucediendo.


Conforme van pasando los años y aumentando las responsabilidades se empieza a hacer un poco más difícil poner atención a lo que nos pasa ya que pasamos mucho más tiempo haciendo otras cosas que consideramos "más" importantes.


Cuando se tiene diabetes algo similar sucede, aclaro que ningún ser humano es igual a otro y que lo que aplica para uno no aplica necesariamente para otro, lo importante es prestar atención y ver como nos comportamos individualmente y aprender a actuar ante esto.


En mi caso por ejemplo, cuando se me está bajando el azúcar, se me ponen los cachetes super calientes no importa cuanto frío esté haciendo se me ponen rojos y calientes, si estoy trabajando o estudiando se me complica concentrarme y bostezo mucho más de lo usual, mientras que cuando se me sube el azúcar no siempre estoy de muy buen humor y aveces me da mucha sed y dolor de cabeza leve.


Cuando tenemos la posibilidad de ver estas alertas hay una mayor probabilidad de prevenir algún incidente desagradable, es por esto que se puede denominar como Auto-Cuidado pues en la medida en que presto atención a estas cosas, puedo reaccionar y aminorar las consecuencias de una hipo o hiper glucemia.


Ante todo es importante tener presente que controlar nuestros niveles de azúcar a la perfección es imposible esto por que hay mil cosas que los afectan que no podemos controlar, desde estrés, cansancio, temperatura, ejercicio etc pero si podemos poner atención a nuestro cuerpo esto nos puede ahorrar malos ratos.


A su vez es sumamente importante tener claro que algunas veces los bajonazos ocurren de manera rápida y poco anticipable por lo que es sumamente importante no sentirnos culpables si no fuimos capaces de identificarla, más bien esta es una buena oportunidad de aprendizaje, una vez controlada la hipoglucemia podemos poner atención a que fue lo que sucedió y ver como podemos evitar que la situación se replique, recordando siempre que estas son cosas que pasan y que se pueden superar sin importar la veces que hayan pasado.


Lo primordial es no temer de nosotros mismos, si no más bien hacer el esfuerzo por aprender cada día más acerca de la diabetes, nuestros medicamentos y por supuesto de nosotros mismos, la educación vence el temor. Ninguna persona debe de vivir con miedo de sí misma, es por esto que conocernos es Auto cuidarnos nos permite, reaccionar y vivir más felices y tranquilos.









#cuerpo #aliado #aprender #vivir #felices

Entradas destacadas
Entradas recientes