De vuelta a clases

En estos días, los chicos están regresando a clases sea a continuar o a iniciar un nuevo grado.


Volver a clases para todos es una mezcla de emociones, que van de gran alegría hasta cansancio al enfrentar una materia difícil, mas sin duda, la experiencia escolar es una que marca nuestra vida.


De mis años escolares, recuerdo muchas cosas, algunas como que era muy buena en español y estudios sociales y sufría mucho con matemáticas, me encantaba la educación física, la gimnasia, el porrismo y el ballet, pero sin duda de las mejores cosas eran mis amigos, ya que con ellos crecí, aprendí, peleé y crecí, de esto, les he contando en otros blogs y de cómo, seguimos siendo amigos hasta el día de hoy.

Yo fui diagnosticada un 21 de marzo, no lo olvido por que es el día de cumpleaños de mi hermana mayor Maria José un día de estos les contaré de esto, pero al ser diagnosticada en esta fecha tuve que ausentarme varios días de la escuela y recuerdo perfectamente cuando regresé. Me acuerdo como si fuera ayer verme con una botella de agua, un pepino con limón y sal y una mini bolsa de rice Krispis sin leche en la lonchera.


Es importante que tengan presente que para la fecha en la que fui diagnosticada, no existía absolutamente nada sin azúcar, nada bajo en grasa o light, ni siquiera teníamos glucometros, las mediciones las hacíamos con unas tiras de colores y eso era todo.

Para entonces lo que existía era la famosa zacarina pero nunca me gustó, por lo que desde entonces hasta hoy aprendí a tomar mis tés, refrescos y otros sin nada pues no soportaba el sabor amargo que me dejaba en la boca.


Recuerdo a la Dra del hospital diciéndome que no podía tomar leche pues tenía grasa y me subiría el azúcar, que debía de estar pendiente mientras hacía ejercicio en caso de que me sintiera mal y que si algo ocurría debía pedir ayuda a la enfermera y eso fue todo.


Cuando regresé, mis compañeros me recibieron con gran amor, con tarjetas de bienvenida y uno que otro me preguntó que era lo que me había pasado, confieso que para entonces ni yo lo sabía muy bien, pero con el apoyo de mis hermanos, primos, amigos y por supuesto papás y maestros me logré acomodar sin mayor problema.


Al inicio si me sentía algo cansada y me costaba concentrarme y claro ahora viendo para atrás me doy cuenta que al no tener la posibilidad de medirme la glucemia los altos y los bajos no los podía tratar adecuadamente y esto cansa a cualquiera. A veces pienso en esto y me sorprendo de como vivíamos antes, pero al final, por suerte todo salió bien.


Si recuerdo que muchos de mis compañeros muy sorprendidos y curiosos, jamás mal intencionados pero como niños probablemente extrañados, me preguntaban "¿no podes comer esto?" mientras se comían una dona o un helado con cara de gran sorpresa.


De las cosas que más me acuerdo es de mi mamá y como en su gran amor me hacía la merienda a mí y a mis hermanos todos los días, me recordaba que en caso de necesitar ayuda la pidiera de inmediato y tratara de no comer nada que no fuera de mi lonchera, mas siempre me ayudó y exigió igual que a mis hermanos a salir bien en mis exámenes, a hacer las tareas y estar lista a tiempo.


Hoy viendo para atrás me doy cuenta de cuan afortunada fui de tener un grupo de niños y adultos tan amorosos y apoyadores que nunca me hicieron sentir diferente, por el contrario me hicieron sentirme una más del grupo. Y creo que a razón de esto logré ser una niña muy feliz con amigos maravillosos a lo largo de todo mi periodo escolar.



Mas aún, una de las cosas que siempre pensé fue cuanto me hubiera gustado que alguien le fuera a explicar a todos mis amigos y profesores que era lo que había sucedido, para de esta manera lograr que lo comprendieran mejor.

Mi mamá y yo, si nos dimos a la tarea de explicarle muy bien a mis mejores amigas qué hacer en caso de emergencia, cuando ya tenía glucometro les enseñamos a usarlo y a leer los números y cómo reaccionar en base a ellos, pero debo de decir que el resto de mis compañeros no sabían mucho del tema o probablemente absolutamente nada. Y se que el haber tenido la posibilidad de educarnos todos en el tema hubiera hecho una gran diferencia.


Como le hemos hablado en otros blogs, la educación es la clave para romper mitos, evitar la discriminación, la mala información y la ignorancia. Por esto les queremos contar que Diabetica Solutions se va a unir a la iniciativa E.D.P.D (Educación en diabetes por personas con diabetes), esto con el propósito de asistir a escuelas, colegios, oficinas y otros a hablar acerca de qué es la diabetes y ayudar a que a nivel nacional disminuya la ignorancia alrededor de esta condición. Aclaro que estas visitas aplican para la población en general, no solo para aquellos que han sido tocados por la diabetes.

Si a usted le gustaría que visitáramos la escuela de sus hijos o su lugar de trabajo no dude en escribirnos y con todo gusto los contactamos para agendar una visita.


Al respecto del tema de vuelta a clases, tenga presente que uno no tiene todas las respuestas, en especial al inicio puede tomar un tiempo el acomodarse, pero con los días todo mejora y si se educan todo se hace más sencillo. Hablen con sus hijos, médicos y demás especialistas para aclarar cualquier tipo de duda, si algo "sale mal", pida ayuda y sepa que con el tiempo será más sencillo.


Cuando hablo de este tema, siempre digo que yo no tengo un hij@ con diabetes por lo que no puedo conocer ese angulo de la historia, pero si les puedo decir, que hoy yo se que todo el esfuerzo que mis papás hicieron, todo lo que me enseñaron y ellos aprendieron para que yo estuviera bien, me ha permitido ser hasta hoy una mujer, feliz, segura e independiente y se que probablemente si ustedes les preguntan a ellos, les dirán que en algún momento estuvieron aterrados pero yo ni cuenta me dí, solo sentí su amor y apoyo en todo tiempo.


Tenga siempre presente que la escuela es difícil para todos, con y sin diabetes, pero el conocer del tema, el saber controlarnos y tener apoyo ayuda a que el proceso sea más fácil.

Pedir ayuda no es de débiles, por el contrario nos hace más fuertes.


Finalmente, les cuento que en la primer foto que ven, aún no había sido diagnosticada, mientas que en la segunda sí y en las dos estoy feliz de la vida en la escuela, la diabetes manejada correctamente nos permite tener una vida llena de alegría y buenos momentos.


En este nuevo curso lectivo, estén tranquilos, edúquense y busquen apoyo y verán como todo se acomoda.

Si gusta ponerse en contacto con nosotros para solicitar una visita, puede escribirnos a edudiabetescr@gmail.com o info@diabeticasolutions.net.


















#escuela #clases #amigos #compañeros #EDPD #educación

Entradas destacadas
Entradas recientes