De viaje con mi DT1

Cuando vivimos con diabetes tipo 1, una de las consultas que me hacen usualmente es ¿qué debo de hacer cuando viajo?


Esta consulta es común pues en ocasiones la seguridad de los aeropuertos puede requerir o solicitar una explicación del por qué viajamos con viales de insulina, agujas, jeringas, medidores de glucosa o microinfusoras de insulina (cuando estén de viaje es recomendable usar la palabra microinfusora, en lugar de "bomba" como se dice popularmente ya que el uso de esta palabra en un lugar como un aeropuerto, estación u otro puede ocasionar confusión o generar un malentendido).

Debo de decirles que hace algunos años, esta parte era mucho más difícil de lo que he podido ver recientemente, en una ocasión incluso a pesar de dar todas las explicaciones necesarias e incluso presentar un permiso de mi endocrinólogo en el cual se explicaba el motivo del por qué llevaba los insumos, por poco y me decomisan las jeringas, por suerte uno de los miembros del staff tenía un familiar con diabetes tipo 2 que usaba insulina y muy amablemente me ayudo a que esto no sucediera. Mas aún, a razón de este incidente, siempre que viajo me aseguro de llevar la carta de mi médico para prevenir cualquier inconveniente, pero como les decía esto fue hace ya bastante tiempo y más bien hoy puedo decir que los agentes que he topado son sumamente atentos, conocen del tema y no me ponen ningún obstáculo.


Recientemente tuve la oportunidad de viajar por unos días a Europa, y desde varios días antes de mi salida estuve pensando en todo lo que debía de asegurarme de llevar:

- Medidor de glucosa

- Lancetas

- Tiras reactivas (la cantidad que usaría comúnmente, más 100 más)

- Insulina (la que usaría comúnmente, más 2 lapiceros extras de cada una)

- Punteras para lapicero de insulina

- Jeringas (de estas siempre llevo unas cuantas cuando son varios días por cualquier cosa)

- Tabletas de glucosa (siempre llevo más de las que usaría pues usualmente cuando viajo camino muchísimo y en el tiempo de ajuste puedo presentar una hipoglucemia)

- Carta de mi médico

- Brazalete que indica que soy una persona con diabetes tipo 1 y mis contactos en caso de emergencia

- "Cooler" para mis insulinas


Para algunos puede sonar que es mucho pero personalmente me gusta estar preparada para cualquier inconveniente.

Es por esto, que desde antes revisé mi horario para calcular donde debería hacer mis tiempo de comida y demás.




Mi primera parada era en Francia, días antes de mi partida estuve revisando como iba a lograr acomodar mi insulina de larga duración (24 horas) pues los horarios estarían corridos, estábamos a 8 horas de diferencia, por lo cual hice los cálculos para aplicarla en el tiempo correcto y así minimizar cualquier desface, pero esto no me dio el resultado deseado, ya que estaba sumamente activa y comiendo en horas en las cuales normalmente estaría descansando, y tener los horarios invertidos, me ocasionó varias hiperglicemias en horas de la madrugada, por lo cual los primeros tres día tuve que dividir la dosis (yo me aplico la insulina de larga duración solo una vez al día) estos tres días tuve que aplicarla en la mañana y en la noche, pero al cuarto día mi cuerpo ya se había adaptado al cambio de horario y pude retornar a mi rutina habitual (aclaro que esto no es una sugerencia para todos siempre consulten con su médico antes de hacer cualquier cambio en sus dosis de insulina, lo que funciona para unos no siempre funciona para todos).




Cuando llegamos, estaba haciendo un calor tremendo era tanto que los mismos franceses nos decían que eso no era común en primavera, esto sumado al hecho de que hubo días en los que caminamos más de 18 kms, tal y como lo había previsto presenté varias hipoglucemias, ninguna grave pero si tuve que disminuir mis dosis de insulina de manera importante y andar mis tabletas de glucosa a mano para tratar cualquier hipo si se presentaba, pero al disminuir las dosis no tuve ningún inconveniente y más bien traje mis tabletas de vuelta a casa.




Cuando viajo y no tengo la posibilidad de cocinar, siempre intento comer lo más sano posible, es decir comer ensaladas, verduras, proteínas, granos altos en fibra y demás pero esto no siempre es posible, esto sumado al ejercicio y al calor que les comenté antes, una vez más me hizo entender cuan importante es chequear nuestros niveles de glucosa regularmente, ya que nos permite ver si lo que estamos haciendo y comiendo nos favorece o si es necesario hacer algunos ajustes.


Es por esto que los invitamos a medirse regularmente cada día, no solo cuando viajan pero también cuando en casa, esto nos permite tener un mejor manejo y entendimiento de nuestro cuerpo y nuestra condición y por supuesto nos otorga también la posibilidad de prevenir hipoglucemias o hiṕerglicemias y en caso de que se presenten tratarlas con la mayor prontitud posible.


A diferencia de mis tabletas de glucosa, no regresé con tiras reactivas extras, pero esto hizo mi viaje mucho más placentero pues me permitió estar en control.




Como siempre nos encanta hacerles saber que ni la diabetes tipo 1, ni la diabetes tipo 2, son un obstáculo para hacer lo que deseamos, no es obstáculo para trabajar, estudiar, ejercitarnos, enamorarnos y tampoco lo es para viajar.


Cuando vaya a salir de viaje dentro o fuera del país, asegúrese de llevar los insumos necesarios, y llévelos con usted es decir no los deje pues no sabe si los va a necesitar, asegúrese de llevar algo para corregir hipoglucemias en casi de que se presenten.


Pero lo más importante de TODO DIVIÉRTASE, no permita que la duda o el temor le robe de una buena experiencia.


Si usted o alguno de sus familiares tiene dificultades a la hora de manejar su DT1 o DT2 no dude en llamarnos al 7299-0171 o escribirnos a info@dibeticasolutions.net y con todo gusto le colaboramos.



Entradas destacadas
Entradas recientes