Y en medio de toda la locura, solo podía estar agradecida por mi kit de emergencia.

Hoy les comparto una lección que hubiera deseado no tener que experimentar, pero que en medio del caos me enseñó el valor de tener mi kit de emergencia especialmente diseñado para mi diabetes tipo 1 listo y a mano.


En múltiples ocasiones he posteado fotos con un gran árbol de higueron atrás, este estaba ubicado en el medio del condominio donde vivo, era hermoso y GIGANTESCO.La administración constantemente lo cuidaba, lo cortaba etc pero ya estaba viejito y estábamos pensando en cortarlo ya de una vez por todas, lo que nunca imaginamos es que él iba a caerse antes que pudiéramos hacerlo.

El martes por la noche estaba viendo la tele, ya iban a ser las 10pm, que es usualmente ya una hora donde me tomo un momento para descansar, tomar un té, leer algo o ver alguna serie; mi esposo andaba fuera en una cena y yo feliz en el sillón de mi casa, aunque si pensando en cuanto había llovido en la tarde.

Debo decir que tenía demasiado tiempo de no ver tanta lluvia caer y me preocupe un poco, pero jamás me iba a imaginar lo que paso.


A las 9:40pm escuché el estruendo más fuerte que he oído en mi vida, inmediatamente pensé que era un temblor, un terremoto en realidad, de repente oí como un vidrio del segundo piso se estalló y al instante, el árbol había caído por completo, ese magnifico gigante que veía cada mañana de repente había colapsado y me había dejado atrapada en mi propia casa.


Como muchas veces en la vida las cosas no se presentan solas. ¿Adivinen que más paso? Mi medidor que NUNCA me falla, de la nada puso ER-1 en su pantalla lo cual significa que dejo de funcionar y yo no podía salir a comprar otro.


Si les soy honesta, mientras todo esto acontencía yo me sentí realmente asustada, preocupada e impotente y a la vez sumamente agradecida de tener todos los insumos que necesitaba en mi kit de emergencia, si bien sabía que al día siguiente de alguna manera podría salir, sabía que tenía insulina de corta y larga duración, tenía tiras reactivas, glucosa, alcohol swabs, lancetas, jeringas, punteras y UN GLUCOMETRO EXTRA con sus baterías pertinentes, que en ese momento fue lo que me devolvió la paz.



Hoy les comparto este post para motivarlos a que hagan un kit de emergencias específicamente dirigido a sus necesidades, en mi caso fue la lluvia y un árbol, pero puede ser un terremoto, una inundación, un volcán, un tornado, una tormenta o cualquier otra cosa, ninguna es algo que queremos o esperamos que ocurra, les prometo que yo jamás imagine que esto iba a pasar, pero si les puedo decir que tener accesibilidad a todo lo que necesito para estar sana hizo toda la diferencia.



A continuación les comparto el kit de emergencia necesario cuando vivimos con diabetes y si viven en Costa Rica o países vecinos recuerden que ya empezó la época de lluvia y esta muchas veces trae consigo situaciones inesperadas así no espere, salga hoy y asegúrese de tener todo lo que necesita.






Entradas destacadas
Entradas recientes