Cuando convencí a mi esposo de ejercitarse. Me costó, pero se pudo.

Tengo ya ocho años y medio de casada y 12 años de ser "novia" de mi esposo. Un día les contaré como conocí a Demian, pero de momento les adelanto que él sabía que yo era una persona con diabetes tipo 1 desde antes que me invitara a salir.


Lo anterior nos hizo el proceso de conocernos más sencillo desde el primer día, pues no solo me permitió a mí estar tranquila y hablarle con total naturalidad del tema pero también lo fue para él pues al aprender más del tema se fue librando de mitos que había escuchado antes y con el tiempo Demian se fue convirtiendo en un experto no solo en diabetes tipo 1, pero también en mi diabetes tipo 1, una de las muchas razones por las cuales me enamoré tanto de él.


Como les he comentando en otras ocasiones, mi amor por el deporte y mantenerme activa, gracias a la pasión de mi papá por correr, llego a mi vida desde muy pequeña, mucho antes de mi diagnóstico, por lo cual luego de la llegada de mi diabetes tipo 1, mi interés por ejercitarme solo fue creciendo pues en aquel entonces, cada vez que hablaba con algún experto en la materia (digo hablar pues hace 25 años no contábamos ni con Internet ni con mayor bibliografía para niños o familiares con DT1), siempre me reforzaban la importancia de hacer ejercicio, como esto iba a ayudarme no solo con el control de peso pero también con mis glucemias y esto fue más que suficiente para continuar practicándolo constantemente.


Al tiempo de estar saliendo, empecé a notar que a diferencia mía, Demian no era muy apasionado por el deporte, no tenía mayor interés en realizar ningún tipo de actividad física y cuando se inscribía en algo, al poco tiempo dejaba de asistir, mayormente por su gran cantidad de trabajo y por que en sus propias palabras "nunca tenía tiempo" para eso y esto fue así por todo nuestro tiempo de noviazgo.


Siempre que recuerdo esto no puedo evitar reírme un poco, una vez que nos casamos y habíamos regresado de nuestra luna de miel, ya instalados en casa tal y como lo había hecho por muchos años ya, me levanté a eso de las 5am para ir a entrenar, al ver que él seguía profundamente dormido me levante lo más silenciosamente posible y me metí al closet para cambiarme y justo en ese momento, él se levantó todo "atarantado" y me dice "¿qué te pasa? ¿qué estás haciendo? Le dije que iba a salir y me miró muy confundido como si no entendiera que me podía motivar a madrugar pero se volvió a acostar y siguió durmiendo.


Esto pasó por vario tiempo (me refiero a que yo me levantaba a entrenar y él seguía durmiendo), pero un día le dije que pensaba que era importante que el también se ejercitara, que yo no lo hacía solo por mi diabetes tipo 1, pero como la mayoría de la gente por salud tanto física como emocional y que yo entendía que él no estaba acostumbrado pero que estaba segura que si encontrábamos lo que le gustaba lo iba a lograr.


Después de esto, qué no probamos, fuimos al gimnasio, hicimos pesas, yoga, cardio, natación, spinning y nada parecía apasionarlo, pero yo no estaba dispuesta a darme por vencida y un día unos buenos amigos nos invitaron a hacer "trail" de montaña y fuimos, yo iba fascinada pues de mis cosas favoritas es caminar/correr y esto tenía lo mejor de los dos mundos y sin duda iba con la esperanza de que a Demian lo apasionara tanto como a mí y así fue, después de años de tratar encontramos algo que disfrutaba hacer y lo mejor era que a mí también me gustaba.




Hoy en día buscamos la manera de mantenernos activos y salir juntos al menos tres veces por semana y ya lo hacemos de madrugada, Demian ha perdido 6 kilos, está feliz y tiene mucho más energía que antes.


Hoy en Diabetica Solutions, queremos motivarlos a que activen, tengan presente que la actividad física es un excelente aliado para todos, para personas con o sin DT1 o DT2, pero en nuestro caso además de todos los beneficios que naturalmente trae el ejercicio, nos permite tener un mejor manejo de nuestras glucemias diarias y ese es un gran plus para nosotros.


Recuerden que el ejercicio dentro de muchas cosas:

- Favorece al control de peso

- Nos ayuda a des-estresarnos

- Favorece un mejor dormir

-Nos permite tener más energía

-Fortalece nuestros huesos y músculos

-Disminuye los niveles de glucosa en sangre

- Trae beneficios a nivel emocional además de físicos.


Si usted vive con DT1 o DT2 recuerde:

- Medir su glucemia antes, durante y después del ejercicio

-Cargue con usted siempre algo con lo que pueda corregir una hipoglucemia

-Preste atención de qué manera se comporta su cuerpo y sus glucemias ante distintas clases de ejercicio



Finalmente, el día de hoy queremos invitarlos a que contagien de sus buenos hábitos a sus familiares, compañeros de trabajo, amigos y seres queridos, cada uno de nosotros puede ser un agente de cambio en la vida de alguien que amamos, podemos ser ejemplo y motivación para aquellos que están teniendo dificultad en activarse y aunque el ejercicio y el buen manejo de nuestra condición sin duda depende de cada uno de nosotros, tener amigos con quien compartirlo lo hace mucho más bonito. #juntosesmásfácil, #esposiblevivirsanoyfelicescondt1ydt2.


Si usted o alguno de sus familiares está teniendo dificultad en manejar su condición, no dude en escribirnos a info@diabeticasolutions.net o llamarnos al 7299-0171 y con gusto le atenderemos.









Entradas destacadas
Entradas recientes