Hipo, hipo. ¿Qué me como?

Hay muchas cosas que recuerdo de mi diagnóstico, pero una de ellas sin duda fue el escuchar al médico decirme "Daniela no más azúcar para vos," esto ya que el primer refresco que me trajeron fue una limonada sin azúcar y yo le dije a mi mamá " no me gusta, no tiene azúcar, cámbiamelo" en ese momento mi la cara de mi mami cambió y el Dr se me acercó y me hizo saber que en adelante mi dieta iba a ser libre de azúcar.

Hace 24 años, las cosas eran muy distintas de como lo son hoy, no había nada de conteo de carbohidratos, ni glucometros, trabajábamos con escalas fijas de insulina y el azúcar se me presentó como veneno. Por lo que a pesar de que yo nunca fui una niña muy dulcera, mi vida y mi dieta cambiaron de manera importante.


Otra de las cosas que me quedaron grabadas fue como la Dra nos indicó a mis papás y a mi que la única manera en la que podía comer azúcar, era en caso de que se me bajara el azúcar (hipoglucemia) que entonces podía comer algo dulce pero que en el mejor de los casos lo que debía hacer era tomar agua con azúcar.


En aquel entonces habían unos confites que se llamaban Toflex, hace mil años ya no existen pero a mi me encantaban y recuerdo que siempre pensaba que en caso de que mi azúcar se bajara en la escuela eso era lo que quería comer, pero como les he contado en otras ocasiones al no tener glucometro pasaba la mayoría del tiempo alta por lo que nunca tuve que acudir a ellos.


A lo largo de mi vida con diabetes en múltiples ocasiones las personas a mi alrededor e incluso yo solita me he preguntado qué me voy a comer en caso de que mis niveles de azúcar bajen y por supuesto me han o me he propuesto comer postres, dulces o chocolates, esto para "aprovechar y comerme algo rico". No voy a ser hipócrita en más de una ocasión lo he hecho, pero debo de ser honesta y decir que los resultados que he tenido después de comer un postre, chocolate, helados etc no han sido los mejores.




Es muy importante tener presente que una hipoglucemia se presenta cuando nuestros niveles de glucosa en sangre están por debajo de 60, de no ser tratada de manera rápida y eficiente puede convertirse en una hipoglucemia severa la cual puede ser riesgosa y hacernos pasar un mal rato.


La mejor manera de tratar una hipo es con la regla quince quince, la cual nos indica que debemos consumir 15 gramos de carbohidratos esperar quince minutos, repetir la prueba de glucemia y repetir si los números no han mejorado.


Es importante tener claro que para que nos podamos regular de manera eficiente, los carbohidratos que consumimos deben ser de acción rápida, tal como los que están presentes en las tabletas de glucosa, los jugos o el azúcar con agua, puesto que estos se absorben más fácil y suben el azúcar de manera rápida y efectiva, además si lo hacemos en orden realmente consumiendo los 15 gramos, esperando y repitiendo, podemos evitar tener rebotes que eleven nuestra azúcar en sangre.


A su vez, en caso de una hipoglucemia severa o grave el glucagón es una excelente forma para tratarla, para esto usted debe pedirle a su médico que le explique cómo deberá de aplicarlo en caso de ser necesario.



Por el contrario, cuando comemos postres, chocolates y otros alimentos de este tipo, estamos poniendo en nuestro cuerpo productos que son díficiles de procesar ya que están cargados de grasa, harinas blancas y refinadas, lácteos etc lo que no permite que el azúcar a la velocidad ideal lo que puede hacer que la hipoglucemia se prolongue y eso no es algo que queremos que pase.


A su vez, este tipo de comida, es díficil de calcular a nivel de carbohidratos pues no siempre sabemos cuantos tenemos en una porción de queque o en los helados y demás, esto lo que puede hacer es que luego se nos suba el azúcar por que comimos de más, y debemos de saber que a casi todas las personas, con o sin diabetes les cuesta el dejar de comer lo que les gusta. Mas en nuestro caso, lo que esto puede causar es que se nos suban los niveles de azúcar y debamos corregirnos y medirnos constantemente hasta volvernos a regular, lo que implica tiempo y muchas tiras reactivas.


Por otro lado, los alimentos altos en azúcar, grasa y harinas refinadas son causantes del aumento de peso en las personas y si cada vez que se nos baja el azúcar comemos algo de esto es probable que nos vayamos a engordar y esto no es bueno para nadie.



Es decir este tipo de comida es mejor no usarla para controlar una hipoglucemia.


Les recomendamos siempre tener a mano tabletas de glucosa o jugos en caso de que se sientan mal, a su vez si puede ande siempre debidamente identificado, para que en caso de emergencia los demás sepan a quien contactar y de ser posible hable con aquellos que están cercanos a su persona a lo largo del día y edúquelos acerca de cómo proceder en caso de que se presente una hipoglucemia.


Estar preparados, medirnos constantemente y actuar a tiempo nos permite estar sanos y seguros, si no conoce muy bien qué hacer, pida ayuda hable con su médico, estudie, asista a los grupos de apoyo en diabetes, esto le facilitará el manejo de su diabetes.


Debemos tener presente que la diabetes no tiene por qué ser sinónimo de temor ni de enfermedad. El conocimiento y la educación son nuestros aliados, aprendamos para de esta manera poder vivir sanos y felices.



#hipoglucemia #conteodecarbohidratos #glucometro #insulina

Entradas destacadas
Entradas recientes