Feliz día mami

Hoy estamos celebrando el día de las madres, y yo tengo mucho que celebrar. Mi mamá es una mujer que solo puedo describir como maravillosa, es valiente, inteligente, divertida, trabajadora y sin duda una mamá demasiado amorosa, detallista y un ejemplo para mí y mis hermanos del verdadero amor.


De las muchas cosas que amo de mi mamá, una de ellas es como me ha enseñado que en la vida debemos ser amables, amorosos e inteligentes, que no hay obstáculo en la vida por grande que parezca que no se pueda sobrellevar.


Nosotros somos cuatro hijos y ella siempre ha logrado apoyarnos y amarnos a cada uno, nos ha enseñado acerca de nuestras fortalezas y como no darnos por vencidos aún cuando estamos cansados, nos ha enseñado a tener fe y luchar por lo que queremos.


Desde que tengo memoria puedo recordar como siempre ha estado al lado nuestro en los momentos buenos, los malos y aún los malísimos y en todo tiempo siempre tuvo los mejores detalles para hacernos felices. A si mismo, cuando fue necesario nos regañó tanto a mi como a mis hermanos, pues nunca nos permitió ser malcriados, irresponsables o irrespetuosos, algo por lo que hoy le estoy muy agradecida.

Recuerdo estando pequeña como todas las noches nos contaba un cuento antes de dormir, me da risa por que me acuerdo que lo logró comprando un libro con 365 cuentos, uno para cada día del año y el día de nuestro cumpleaños siempre los contaba con gran amor y emoción y este es uno de mil detalles que tengo presente de su gran amor.


En un día como hoy solo puedo dar gracias por la mamá que tengo, una que siempre me ha educado, me ha amado y nunca me ha hecho sentir diferente, la amo tanto por eso, mi mamá me permitió darme cuenta que yo soy especial por ser Daniela Rojas Jiménez, y eso nada tiene que ver con mi diagnóstico.

Luego de la llegada de la diabetes, estoy segura como les comenté en el post anterior que seguro estuvo asustadísima y no sabía como iba a ser nuestra vida de ahí en adelante, pero ella de una forma totalmente natural, me enseñó a que debía ser responsable, que debía cuidarme y a la vez me educó a ser independiente, nunca me enseñó a tener miedo, al contrario me fomentó a levantarme cada día a aprender mas de mí, para que de esta manera siempre pudiera estar sana y feliz y logrará ir tras mis metas.


Gracias mami por todo tu amor, por todo lo que me has enseñado, por ser mi amiga pero sin nunca dejar de ser mi mamá, te amo con todo el corazón y cada día que pasa me doy cuenta que tengo la suerte de parecerme más a vos, esto aplica hasta para el hecho de que no somos muy buenas tomándonos fotos, pero aún así la pasamos bien en el intento.


Muy feliz día de las madres, a todas las mamás y en especial a esas que cada día acompañan y les enseñan a a sus hijos a vivir una vida sana con diabetes.

En Diabetica Solutions esperamos que pasen un muy lindo día al lado de sus familias.














Entradas destacadas
Entradas recientes